Archivo de la categoría: EFEctos Personales

Zapatos vs. Tenis

 

Anoche afuera de un elegante hotel de la zona agotado de la extensa carga laboral, sobre un barda de baja altura, me senté y sentí una extraña sensación en el estomago, al verme ahí con mi par de zapatos negros perfectamente boleados, y mi pantalones de vestir color café con una terrible línea perfectamente planchado apuntando hacia mi, me hice la terrible pregunta que he estado evitando estos últimos meses ¿estoy cambiando?, hace algún tiempo el usar zapatos era solo un tramite social, utilizados al menos una vez al mes y solo en situaciones especiales, en esos tiempos los reyes eran mis tenis converse, rotos y sucios, decorados con iconos plásticos al estilo de frieda, mis jeans rotos y deslavados, así como una playera de algodón fresca y cómoda, esa era le manera que tenia de decirle al mundo, ¡hey miren no tengo prejuicios, y soy libre de andar desnudo si quisiera!. Hoy mis tenis están al fondo del closet solos y tristes así que al llegar ya en la noche no pude evitar verlos con una dolorosa nostalgia y así fue como me vi obligado a replantearme la pregunta ¿es necesario sacrificar la apariencia por agradarle a los demás y tener “un trabajo decente”?

¿Cuándo empezamos a dejar de agradarnos a nosotros mismos por agradar a los demás?, o es que soy yo quien realmente está molesto por no ser como los demás, pero eso es una virtud ¿o no?.

tennis-vs-zapatos

Le miento a la gente eso lo sé, ¿pero me aceptan porque les miento?, cierro el post con la esperanza de encontrar un espacio donde pueda desarrollar mis talentos (los tengo,.. escondidos,.. se que ahí están), y con una última reflexión cuanto de nosotros podemos dejar de serlo y que tanto de nosotros somos capaces de conservar. 

Naturaleza Muerta

Naturaleza Muertaola

(J. M. Cano) 

No ha salido el sol 
y Ana y Miguel 
ya prenden llama. 

Ella sobre él, 
hombre y mujer 
deshacen la cama. 

Y el mar que está loco por Ana 
prefiere no mirar. 
Los celos no perdonan 
al agua, ni a las algas, ni a la sal. 

Al amanecer 
ya está Miguel 
sobre su barca. 

Dame un beso amor, 
y espera quieta 
junto a la playa. 

Y el mar murmura en su lenguaje: 
-¡Maldito pescador! 
Despídete de ella, 
no quiero compartir su corazón-. 

Y llorar, y llorar, y llorar por él. 
Y esperar, y esperar, y esperar de pie 
en la orilla a que vuelva Miguel. 

Dicen en la aldea 
que esa roca blanca es Ana. 
Cubierta de sal y de coral 
espera en la playa. 

No esperes más niña de piedra. 
Miguel no va a volver. 
El mar le tiene preso 
por no querer cederle a una mujer. 

Y llorar, y llorar, y llorar por él. 
Y esperar, y esperar, y esperar de pie 
en la orilla a que vuelva Miguel. 

Incluso hay gente que asegura 
que cuando hay tempestad, 
las olas las provoca 
Miguel luchando a muerte con el mar. 

Y llorar, y llorar, y llorar por él. 
Y esperar, y esperar, y esperar de pie 
en la orilla a que vuelva Miguel. 

Y llorar, y llorar y llorar por él. 
Y llorar, y llorar, y llorar por él. 
Y llorar, y llorar, y llorar sobre el mar..

POSTERGACIÓN “El Divino Arte de dejar todo para después”

Divino arte creado desde el inicio de los tiempos, habito terrestre (y seguramente no exclusivo) que me ha llevado a no darle vida a este blog y dejarlo esperando por mi atención en el olvido, a decir la excusa ideal es que “he tenido mucho trabajo y casi no he tenido tiempo”, pero si soy honesto si no hubiese visto el padrino por séptima vez hubiese tenido 175 minutos, para escribir cualquier cosa sin importancia y creer que estoy en la nube.

En cambio la postergación me regalo un momento en el cual mi única preocupación fue la de memorizar algunas frases que pueda sacar en el cafecito o para impresionar algún intelectual venido a menos con ímpetu de experto en cine.

Ya entrado en búsqueda la maravillosa wikipedía nos dice: “es la acción de postergar actividades o situaciones que uno debe atender, por otras situaciones más irrelevantes y agradables.”,

!Ya ven, yo sabia que la postergación no era mala!, siempre he pensado que las virtudes deberían ser para los muertos y no para los vivos, sin embargo como en todo, el exceso es malo

Siempre recuerda que hay cosas que no podemos postergar (y si no te acuerdas como yo, haz una lista), cuando te llegue la inspiración adelante todo lo que puedas (así NO tendrás que postergar), cuando hayas terminado alguna actividad táchala de tu lista de pendientes., No se si te hayas fijado pero siempre tenemos una hora en que todo nos sale mejor de lo que esperamos (por ejemplo en la universidad para hacer mi tesis la mejor inspiración me llegaba de 2:00 am a 4:00 am) encuentra esa hora y sacale provecho, establece fechas y cuando cumplas con tus objetivos date un premio (si un premio!, YUPI!).

Tengo una semana escribiendo este postit (así se dice?, luego lo investigo), creo que merezco un chocolate.

 

Ta ta

Fernando H.